El aceite de oliva: el oro de la isla

Se llaman "Arbequina", "Mallorquina", "Empeltre" y "Picual", sus sabores varian entre dulce y afrutado hasta ligeramente amargo y con el aroma de almendra madura. Estamos hablando de las olivas de Mallorca y el aceite maravilloso de esta pequeña fruta tan delicada.
Como no se puede imaginar Mallorca sin los impresionantes olivos, modelados por el viento, el tiempo y los siglos, la cocina mallorquina es igualmente impensable sin el aceite de oliva. Buenos restaurantes en Mallorca no se pueden vivir sin este aceite. Descubre este secreto de la isla!
La isla cuenta con una de las tradiciones más antiguas en la producción de aceite de oliva en el Mediterráneo. Todo empiezo – como muchas otras cosas - con los fenicios, que trajeron el arból Olea europaea a la Península Ibérica y a las Islas Baleares. Los árabes luego intensificaron el cultivo del olivo. En el siglo 13 el aceite de Mallorca era conocido por todo el Mediterráneo y Port de Sóller, en el siglo 15, fue uno de los puertos más importantes para la exportacion de aceite de oliva hasta el sur de Francia. También el archiduque austriaco Luis Salvador, que vivió en Mallorca en el siglo 19, era un amante del aceite de la isla y recomiendó mojar el pan con aceite y refinar la ensalada con ello. Así se lo hace hasta el día de hoy y desde el 2002 el aceite esta siendo protegido por el sello del origen (DO) Oli de Mallorca. Así se garantiza que el cultivo y la producción del aceite tienen lugar en la isla. El resultado es un aceite de oliva, que – presionado en frío – lleva el sello de calidad "virgen extra", lo que significa que el aceite puro no fue ni refinado ni enriquecido con aditivos. Este procesamiento suave preserva las vitaminas y mantiene la alta proporción de ácidos grasos insaturados, que, entre otras cosas, reducen el colesterol. El Oli afruitat se prepara a partir de la primera cosecha y es de color verde amarillento. Tiene un sabor amargo y ligeramente picante. El Oli Dolç es casi “dulce” y se obtiene de la fruta madura, es ligeramente amarillento y por su suave aroma muy sabroso. Sea el puro aceite de oliva o las olivas marinadas en hierbas y hinojo marino, marinadas con almendras y ajo - el gourmet sabe valora estos tesoros de la isla.
Como fabricantes de aceite de oliva mallorquina se puede recomendar Macià Batle, Treurer, Oli de Mirant, Solivellas, Son Catiu, Es Raiguer, Son Quint, Caimari, de la Cooperativa Agrícola de Sóller o Can Det. Pero no son todos: Hay por lo menos una docena más de aceites de oliva prensado en frío de estos pequeños frutos mallorquines tan ricos.

Mallorquissimo le presenta los productos de la isla, que Usted también puede descubrir con su smartphone o tablet!

Los mejores aceites de olive se compra aqui